Alianza de los Comunistas Libertarios

Organizacion Politica Anarquista

1 de Mayo: Internacionalista y Proletario.

Posted by alianzacl en abril 30, 2007

La Clase Trabajadora en el terreno Internacional y en el Nacional: La Crisis Imperialista requiere de una Salida Internacionalista y Proletaria

monumento_alobrero.jpg

La importancia del primero de mayo está dada por su significación: es esta una jornada de unidad de los trabajadores, lo es ahora y lo ha sido desde aquel 1886 en que quedó sellada la solidaridad internacional obrera al calor de la lucha por la jornada laboral de 8 horas. Es una jornada de lucha, en que nuestros primeros mártires internacionalistas derramaron su sangre. Unidad y lucha, la bandera que levantamos hace más de cien años y que posibilitó que la clase obrera –internacionalizada de hecho- se reconozca a sí misma como Movimiento, es la bandera que levantamos ahora.

Nuestra Clase llega a este 1º de mayo de 2007 en un contexto de crisis, marcado por una serie de luchas a lo largo del mundo, pero luchas que se dan aisladas, sin una dirección clara. A nivel internacional, la coyuntura está determinada por la crisis y reestructuramiento de las hegemonías imperialistas, las luchas inter-imperialistas cuyo escenario principal es el oriente medio están dejando ver la descomposición del poder hegemónico de las potencias mundiales. La fuerte caída de las principales bolsas mundiales que se dio en los últimos días es sintomática de esta afirmación.

Alan Greenspan, quien hace 5 años “resaltó la fuerte productividad, la eficiencia de la industria del país (EEUU) y el impulso del sector inmobiliario” (A. B. N. / Nueva York 18-07-2002) ahora dice en cambio que “se espera que EE.UU entre en recesión con la desaceleración del mercado inmobiliario…”, con motivo del fuerte endeudamiento yanqui forzado por el mantenimiento de su aparato militar, el déficit presupuestario y la caída de las exportaciones frente a las importaciones (principalmente chinas, con su devaluada moneda). Los militantes revolucionarios debemos estar muy atentos a esta nueva fase de la debacle capital-imperialista.

En Latinoamérica, ya se empieza a ver el descascaramiento de las lealtades del frente de presidentes progresistas con los choques entre Lula y Evo por el petróleo, o Kirchner y Tabaré Vázquez por las papeleras (no por la cuestión ecológica sino por captar las inversiones imperialistas). No debemos ver en estos procesos una descomposición de la pretendida “unidad latinoamericana” sino un ejemplo de las luchas internas de las direcciones burguesas, que no afectan a la solidaridad entre las clases trabajadoras de los respectivos países, la cual es posible y necesaria.

En Argentina, encontramos no solo a los partidos de la burguesía, sino también a los partidos políticos –marxistas preponderantemente- de nuestra Clase organizándose con miras a las próximas elecciones; así es que se han alineado en convencernos que la lucha económica no es la correcta, y quieren desviar nuestros reclamos a la arena política, siempre buscando una mayor participación parlamentaria.

Asistimos a un proceso de avance de las luchas de los explotados que se corresponde con la reacción represiva de los explotadores, esta fase es resultante de la fortaleza acumulada por la Clase Obrera de nuestro país en el período antecedente (luego del Argentinazo) y la imposición burguesa de un nuevo modelo económico basado en la exportación y el trabajo flexibilizado en beneficio de una nueva relación de dependencia al imperialismo.

Carlos Fuentealba (docente asesinado hace un mes por la represión burguesa en nuestro país) fue el último de los más de cuarenta mártires que ya acumula la gloriosa lucha del proletariado de nuestro país contra el pacto social que impone la burguesía para este nuevo modelo. Helo ahí a nuestro proletariado luchador a la altura del internacionalismo proletario de Chicago y el mundo, respondiendo con movilizaciones masivas a lo largo y ancho de la Argentina.

Las luchas docentes en Santa Cruz, Neuquén y Salta son ejemplo de este avance. La presión de la base forzó a la CGT a decretar un paro “simbólico” en apoyo a las luchas docentes, la CTA también fue empujada a la movilización (ambas, con sus matices, son centrales pro oficialistas). Ahora, estos datos no nos sirven si no los utilizamos para analizar en qué situación de correlación de fuerzas nos encontramos ¿Qué significa esto en términos de la lucha de clases? La Burguesía cierra filas e impone con represión la “estabilidad” del nuevo modelo, tiene sus ojos puestos en las elecciones y en una tarea que no tiene postergación, su reagrupamiento como Clase en torno a esta nueva fase ofensiva de sus intereses.

El principal obstáculo que encuentra a la hora de poner esto en práctica, es la resistencia del campo Obrero y popular, al cual tratará de vencer por todos los medios posibles, ya sea violencia pura y dura o el tratar de desviar el eje de los problemas, táctica en la que nuestro gobierno se ha mostrado tan astuto en el último tiempo… por eso, en esta nueva coyuntura nuestra Clase se encuentra con la necesidad imperiosa de unirse para resistir al embate que la Burguesía se dispone a dar.

Debemos reagruparnos en la lucha por nuestras reivindicaciones materiales, contra la clase patronal por un lado y por expropiar las centrales sindicales y los sindicatos de las garras de las burocracias traidoras por el otro. He aquí la denuncia del rol conciliador de los partidos propios de la Clase –marxistas- cuando desvían a la Clase de esta estrategia –y desmitifican la fase contra-revolucionaria en las que nos hallamos- llamándola a votar sus listas en las elecciones-.

Es necesario que en la Argentina retumbe la voz de una tendencia internacionalista y revolucionaria entre las filas de nuestra Clase. Es imperioso que nuestra Clase ponga en el centro del fuego cruzado con la patronal a la Burocracia sindical, acabarla por medio de la intimación y la lucha en pro de que las bases mismas la expulsen de sus herramientas gremiales históricas.

Hoy en Brasil el 1º de mayo debe servir para el mismo fin. Para sostener la lucha de los trabajadores por mejores condiciones de vida. Esa lucha es una lucha contra el Gobierno Lula y contra los empresarios.

El Gobierno Lula está montando un plan económico que prácticamente va a congelar el salario mínimo. También pretende prácticamente confiscar el FGTS (Fondo de garantía en caso de despido) de los trabajadores. Y lo que es peor, se propone usar el dinero para financiar a los empresarios de la construcción civil. También promueve reformas laborales neoliberales que recortarán derechos, como jubilaciones, vacaciones y el aguinaldo.

En Río de Janeiro, las empresas de colectivos y el Tribunal de Justicia quieren acabar con el pase libre. Pretenden arrancar el derecho a los estudiantes, discapacitados y ancianos de tener acceso a un servicio que debería ser público y gratuito: el transporte colectivo urbano. Al mismo tiempo, el gobierno estatal arremete con represión contra los habitantes de favelas, quienes son tratados como criminales y sometidos a la brutalidad policial. Varios son los trabajadores inocentes que pierden su vida hoy en Brasil, como hace cien años lo hacían en los Estados Unidos.

En México, la situación de la Clase Trabajadora y todas las masas pobres del país, no encuentra diferencia sustancial alguna con respecto a lo que sucede en Brasil y Argentina, pues también de manera sistemática las conquistas históricas más elementales de nuestra Clase están siendo amenazadas.

La reforma a la ley federal del trabajo, que prácticamente eliminará todos los derechos del trabajador frente a la patronal, así como la reforma fiscal que impondrá impuestos a alimentos y medicinas, son solamente ejemplos del panorama al que se enfrenta nuestra Clase, todo esto sumado a la militarización del país, que realmente tiene por finalidad preparar la represión contra toda lucha que pueda emprender el pueblo pobre. Este oscuro panorama que intenta imponernos la burguesía (patrones y gobernantes) solamente puede ser frenado a través de la auto-organización y movilización combativa del pueblo trabajador.

Desafortunadamente, nuestra clase se encuentra desorganizada y paralizada ante estos ataques de la Clase Explotadora, salvo por una serie de luchas heroicas en ciertos puntos del país, pero que por su aislamiento son impotentes de plantear una defensa única y organizada frente a la burguesía y el Estado que siempre las resguarda.

Además del aislamiento, las luchas se vuelven impotentes por el hecho de que erróneamente, gran parte de los trabajadores y de la juventud depositó su confianza (y sus luchas) en un partido completamente adaptado a este sistema de exclusión y explotación: el PRD, que en los lugares en que se encuentra gobernando demuestra que no posee ninguna diferencia fundamental con el PRI y el PAN.

Frente a todo esto, es hoy la conmemoración de los 121 años de la muerte de los Mártires de Chicago, de aquella memorable batalla obrera que valientemente emprendió el proletariado norteamericano; la mejor lección que podemos sacar de aquella experiencia es que solamente la Acción Directa Proletaria y la Independencia de Clase, o sea, la movilización masiva en la calle, la huelga, los piquetes, etc., acompañada de la necesaria ruptura estratégica y organizativa con todos los partidos capitalistas (PAN, PRI, PRD de México; PT de Brasil; Partido Justicialista de Argentina, por ejemplo, y los demás) puede permitirnos defender las conquistas y avanzar hasta vencer de una vez por todas a la Clase dominante explotadora y su sistema de desigualdad, el sistema capitalista.

La lucha por la conquista de la jornada de trabajo de ocho horas, que nos fue legada hace 121 años, llevada adelante por proletarios de un sinnúmero de nacionalidades y una pluralidad de pueblos de todo el mundo, nos enseña también que la organización del proletariado requiere traspasar las fronteras de todos los Estados del mundo para su victoria. Necesitamos plasmar nuevamente en los hechos, y no solamente en el discurso, las bases de un genuino Internacionalismo Proletario. ¡Por la Organización Consciente del Proletariado en Clase Mundial!

Por eso llamamos a los trabajadores a participar del primero de mayo. Tomar parte en manifestaciones y huelgas. Unirse al sindicato de su ramo. Crear organizaciones gremiales nuevas donde no existan y oposiciones sindicales donde los sindicatos estén controlados por el patrón. Los desempleados deben unirse a los sindicatos de su categoría y movimientos sociales. Solamente a través de nuestra lucha seremos capaces de defender nuestros derechos

¡Este es el momento de levantar las banderas de la unidad internacionalista de la Clase Trabajadora!

Comité por la Construcción de una Organización Revolucionaria Anarquista (Argentina)
UNIPA – União Popular Anarquista (Brasil)
Alianza de los Comunistas Libertarios (México)

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

 
A %d blogueros les gusta esto: